Inicio Complemento Principal 1 El nuevo director de la Academia de Historia Militar es Paco Moncayo

El nuevo director de la Academia de Historia Militar es Paco Moncayo

tw

El general (sp) es el nuevo director de la institución hasta 2023. Más de 1.300 libros contienen la biblioteca, ubicada en el centro histórico de Quito.

Paco Moncayo, general (sp), exalcalde de Quito y editorialista de La Hora, es el cuarto presidente de la Academia Nacional de Historia Militar. La institución es la encargada de recuperar la memoria histórica y fortalecer la identidad de las Fuerzas Armadas. La designación de Moncayo se realizó de forma consensuada en el pleno de la asamblea del organismo.

La Academia Nacional surgió en 2009 de la mano de 17 lectores e investigadores que venían revisando archivos históricos, hemerotecas, bibliotecas y cuanto papel cae en sus manos para escribir la historia de la vida militar de Ecuador, concebida desde los pueblos preincaicos hasta el siglo XXI.

La institución fue legalmente reconocida ese mismo año bajo decreto del Ministerio de Defensa, que le otorga un rubro solo paras las publicaciones de las obras. Las investigaciones y ensayos se lo realiza ad honorem.

En 2012, su meta se cumplió cuando publicaron el libro La historia militar del Ecuador recogida en 589 hojas y distribuidas en mil ejemplares. Moncayo dice que continuará con el legado de sus antecesores e implementará cuatro actividades para fortalecer y ampliar los lazos de la Academia con la sociedad.

El general (sp) plantea que fortalecerá las sedes de la Academia Nacional. Generará lazos con otras academias militares a nivel regional; ampliará su gestión para las demás provincias del país y dialogará con el Ministerio de Educación y con las universidades para que la sociedad conozca la historia de la vida militar.

Actualmente, la Academia Nacional de Historia Militar está conformadas por 27 miembros: 17 académicos de número, es decir, que tiene dos o más publicaciones de libros o artículos indexados; ocho académicos correspondientes, que poseen un artículo o una publicación; y dos académicos eméritos.

Moncayo señala que no todos los miembros de la Academia Nacional pertenecen a la vida militar. De los 27 integrantes, seis son civiles y solo hay una mujer: la capitana Rosita Chacón. El general dice que el único criterio para ingresar a la entidad es que posea publicaciones y que tenga el apoyo de tres miembros. Luego, la postulación es analizada por la asamblea de la Academia Nacional.

Las puertas abiertas al público
La sede de la Academia Nacional de Historia Militar está localizada en el antiguo Círculo Militar, ubicado en la calle Venezuela, entre Mejía y Olmedo (Centro Histórico de Quito). La biblioteca se encuentra abierta para todo el púbico y cuenta con más de 1.300 libros sobre las Fuerzas Armadas, Historia y Literatura.

Fuente: EW/LaHora


Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí