Inicio Espectáculos Jamie Foxx: «Netflix es un lugar para artistas»

Jamie Foxx: «Netflix es un lugar para artistas»

Dos protagonistas afroamericanos, una trama en Nueva Orleans (EE.UU.) y pinceladas de orgullo negro. «Project Power» apuesta por acción y adrenalina de principio a fin, pero el actor Jamie Foxx subrayó sobre todo el valor de que plataformas como Netflix respalden proyectos diversos como este.

«Netflix es un lugar para artistas, un lugar al que puedes ir para sacar músculo y en el que te protegen», consideró en una entrevista con Efe.

«Es genial estar en este espacio», dijo el ganador del Óscar por «Ray» (2004) sobre la posibilidad de que los afroamericanos puedan tener presencia en primera fila de la producción audiovisual tras décadas de discriminación y olvido.

Foxx es la gran estrella de «Project Power», thriller que desembarca el viernes en Netflix bajo la dirección a cuatro manos de Henry Joost y Ariel Schulman («Nerve», 2016) y con un elenco en el que también sobresalen Dominique Fishback, Joseph Gordon-Levitt y el brasileño Rodrigo Santoro.

CINCO MINUTOS PARA HACER LO IMPOSIBLE

¿Qué harías si una pastilla te diera poderes sobrehumanos durante exactamente cinco minutos?

Esa es la pregunta que propone esta cinta sobre una misteriosa y valiosísima droga y que incluye todos los ingredientes habituales del género: experimentos científicos secretos, persecuciones y tiroteos sin parar, temibles criminales, agencias gubernamentales con oscuras intenciones, dramas y venganzas familiares, y pizcas de humor por muy fea que se ponga la situación.

En el caso de Art (Foxx), por ejemplo, su lucha contra esta droga está motivada por la desaparición de su hija.

«Mi personaje es un policía encubierto que está pasando por algunos problemas y que intenta encontrar quién está vendiendo en la calle esta droga», argumentó.

«Su viaje le lleva hasta Nueva Orleans (…). Y ahí se encuentra con Robin (Fishback), que sabe quién está vendiendo esta droga. Así que juntos forman este equipo increíble y surgido de la nada. Desde entonces, sus viajes van en paralelo al del otro: ella le enseña cosas de la vida y viceversa», detalló.

PRESENTE Y FUTURO NEGRO

A sus 52 años, Foxx ya no tiene nada que demostrar tras una carrera que incluye títulos tan contundentes como «Collateral» (2004) o «Django Unchained» (2012).

Así que, muy interesado en pasar el testigo a las nuevas generaciones negras, dedicó gran parte de la entrevista a elogiar a su «increíble» compañera Dominique Fishback.

«Personas como Dominique van a cambiar (la situación del entretenimiento): vamos a subirnos a su carro y ella nos va a liderar a través de esta época increíble», dijo.

«Estoy deseando verla hacer todo tipo de cosas. Lo que me encanta de Dominique es que dice: ‘Hey, soy negra, soy hermosa y también soy universal en la manera en que veo el mundo’», detalló.

Sin haber cumplido todavía los 30, Fishback puede presumir de haber trabajado ya dos veces con el reputado productor y guionista David Simon («The Wire», 2002-2008) en las series «Show Me a Hero» (2015) y «The Deuce» (2017-2019).

En el caso de «Project Power», la actriz lo tuvo fácil para crear en la pantalla la peculiar y cercana relación, casi de padre e hija, que tiene con el personaje de Foxx.

«Fui lo suficientemente afortunada de ver a Jamie con su hija pequeña. La traía al set y hacíamos cosas juntos como Halloween. Y siempre está elogiando a sus hijas», recordó.

«Así que no es difícil querer tener a un padre como Jamie (…). Le admiro mucho, por lo que eso vino de manera natural», consideró.

Finalmente, Foxx confió en que en el futuro no se destaque como algo llamativo que haya diversidad en una película o en una serie sino que, simplemente, se haya convertido en algo normal.

«Quiero que sea algo corriente. Cuando comes pizza no dices ‘estoy comiendo pizza de Italia’. Simplemente comes pizza. Y eso es lo que quiero que sean nuestras experiencias en cuanto al arte», indicó.

Ahí mencionó el extraordinario hito de «Black Panther» (2018) y señaló que, por fortuna, ya se ha superado el mito en Hollywood de «black doesn’t travel», es decir, que las películas negras supuestamente no triunfaban fuera de EE.UU.

«Todavía tenemos nuestros problemas, pero estamos asentándonos, estamos asentándonos…», cerró.

Fuente: EW/Larepublica


Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí