Inicio Noticias Cómo hacer que Android sea más seguro

Cómo hacer que Android sea más seguro

todoandroid

Quien más y quien menos, todos tenemos numerosos datos personales relevantes en nuestro smartphone: números de tarjetas de crédito, contraseñas del correo, dirección postal o agendas de contactos.

Estos conforman informaciones cada vez más valiosas que debemos proteger y mantener en un ámbito estrictamente confidencial.

Vamos a repasar algunas de las principales herramientas de que dispones para hacer que tu Android sea más seguro y que tus datos permanezcan a salvo, especialmente a la hora de instalar apps.

Asegúrate de que las apps que instalas son de confianza. Procura también verificar siempre que los permisos que te solicitan son coherentes con la función que se espera de cada app. Desconfía de las apps que solicitan permisos excesivos incluso si se trata de apps tan famosas como Facebook o Instagram.

También es recomendable evitar la instalación de apps procedentes de fuentes ajenas a la Play Store.

Los apk disponibles en las webs de apps gratuitas acostumbran a estar infectadas con malware y representan uno de los mayores peligros para la seguridad de tu teléfono.

Utiliza una VPN
Una VPN consiste en un servidor seguro desde el que podrás redirigir tu tráfico de internet de forma encriptada. De esta manera, toda la información que entre y salga de tu teléfono estará protegida y no será accesible para nadie más que para ti. Así podrás mantener tus datos personales siempre a salvo frente a posibles hackeos o filtraciones no deseadas.

Las VPN cuentan además con la ventaja de mantener tu información protegida incluso su conectas tu teléfono a redes Wi-Fi no seguras como las de una biblioteca o un aeropuerto. Por lo tanto, incluso en las peores circunstancias podrás tener la garantía de que tu información está a salvo.

Utiliza contraseñas robustas
Es evidente que una contraseña como 1234 o asdf no te hará llegar muy lejos. Actualmente resulta imprescindible que utilices contraseñas robustas para proteger todas tus cuentas. Y no debes olvidarte de la conexión inalámbrica de tu router.

Para crear una contraseña robusta es necesario que alternes al azar caracteres alfanuméricos en mayúsculas y minúsculas. En lo posible, trata de elegir una combinación que no tenga mucho sentido y que sea por completo imposible de adivinar.

Tómate además el esfuerzo de memorizarla. Una contraseña no sirve de nada si está anotada en un post-it en la puerta de tu microondas. Si estás en una oficina o en cualquier otro centro de trabajo, es especialmente peligroso dejar tus contraseñas a la vista, ya que puedes poner en serio riesgo tu información y la de tu empresa.

Utiliza contraseñas diferentes
Si utilizas Paypal, Amazon, Aliexpress y Netflix y compartes la misma contraseña en todas ellas, una filtración en una plataforma hará que tus datos queden expuestos en todas. De un día para otro, un posible atacante podría transferirse tus fondos de Paypal, agotar tu tarjeta de crédito en Amazon y así sucesivamente.

Lo más seguro, por tanto, es que utilices contraseñas diferentes para cada plataforma, aunque las diferencias entre cada una sean sutiles. Especialmente delicada es la contraseña que utilizas en tu correo electrónico, sobre todo si usas el mismo correo para acceder a otros servicios. Asegúrate de que todas estas claves son distintas y, de nuevo, sé siempre tú la única persona que tenga acceso a todas ellas.

Verificación en dos pasos
En plataformas orientadas al comercio como Paypal, Amazon o Coinbase, una medida de seguridad cada vez más necesaria es la verificación en dos pasos. De esta forma, una simple contraseña no será suficiente para acceder a tu cuenta y siempre se requerirá un paso extra para poder comenzar a operar.

Este paso extra con frecuencia está vinculado a tu número de teléfono, de forma que, después de introducir tu primera contraseña, deberás responder a un mensaje o introducir un código extra que se te enviará al teléfono móvil. De esta manera, si tu primera contraseña queda expuesta o es forzada en un ataque de diccionario, tendrás la garantía de que tu smartphone sigue estando seguro mientras lo tengas en la mano.

Android es más seguro cuando actualizas
Por último, asegúrate siempre de que tu sistema operativo está actualizado y de que los últimos parches están activos y funcionando. Un sistema operativo desactualizado puede presentar fisuras y backdoors aprovechables por posibles atacantes que tengan interés en acceder a tu teléfono para obtener tus datos personales.

Las cyberamenazas se renuevan cada día y los sistemas operativos necesitan actualizarse continuamente para hacer frente a los nuevos desafíos. Lo mismo ocurre con tus navegadores: si utilizas Chrome, Firefox, Opera o Internet de Samsung asegúrate de tener instalada su última versión y de mantenerla siempre al día para que sea completamente segura.

Fuente: EW/todoandroid.es


Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí