Inicio Complemento Principal 1 Organizaciones ecuatorianas piden que decreto de excepción en cárceles

Organizaciones ecuatorianas piden que decreto de excepción en cárceles

lahora

Por 60 días corre el plazo que se ha dispuesto para que las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores “coordinen esfuerzos” para mantener el orden en los centros de rehabilitación. El decreto presidencial 741, que contiene 9 artículos, se conoció la noche del jueves y ya ha generado algunas interrogantes en las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

La militarización del exterior de las cárceles ya se había dispuesto desde inicios de la semana, pero se volvió oficial con la declaración del Estado de Excepción del sistema de rehabilitación social. Mónica Vera, presidenta de la fundación Inredh, comentó que la disposición se esperaba desde inicios de este año, que la Defensoría del Pueblo presentó el informe del Mecanismo para la prevención de la Tortura, en el que ya se reportaba hacinamiento y altos niveles de violencia.

La representante dijo que este decreto tomó por sorpresa a la organización porque se había pedido que se enfocara desde los Derechos Humanos. Sin embargo, se emitió dirigido exclusivamente a la seguridad.

Restricción
La disposición presidencial, además de pedir el apoyo de las Fuerzas Armadas, suspende “el ejercicio al derecho a la inviolabilidad de correspondencia, libertad de información y libertad de asociación y reunión”. Frente a este punto, Vera señaló que si no existen las definiciones claras de lo que se va a considerar como “reunión”, se podrían vulnerar incluso el derecho a las visitas de familiares.

Otra de las alertas es que se vigile que en los ingresos no se vulneren los derechos de los familiares con chequeos efectivos. La experta mencionó que han pedido que la Defensoría del Pueblo sea la que coordine con el sistema para que las medidas no dejen a un lado los Derechos Humanos. Un primer acercamiento ya se realizó ayer, cuando el defensor del Pueblo, Freddy Carrión, se reunió con Ernesto Pazmiño, director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI). Según el departamento de Comunicación de la Defensoría, el encuentro tuvo el objetivo de coordinar acciones frente al decreto.

Uso de la fuerza
Ahora que ya existe un documento oficial que decreta la Excepción, los militares estarían respaldados para ubicarse en anillos de seguridad en el exterior de las cárceles. El militar retirado Fidel Araujo opinó que debido a la situación emergente, era necesario.

Araujo, quien tenía el cargo de mayor y fue acusado por el Gobierno anterior de incitar la sublevación policial el 30 de septiembre de 2010, recordó que cuando estuvo en el expenal García Moreno fue testigo de que las armas ingresaban de muchas maneras.

EL DATO
El último asesinato dentro de las cárceles se registró el 12 de mayo.Además, dijo que la presencia militar ayudará a limitar el paso de estos objetos, aunque no lo erradicará; por eso, recomendó que la intervención sea integral. Citó como ejemplo la coordinación que ha resultado exitosa con el apoyo de la Guardia Nacional en Brasil.

Por su parte, el director del SNAI, Ernesto Pazmiño, suscribió ayer la Declaratoria de Emergencia Institucional suscrita al Decreto Ejecutivo 741.

Según un comunicado del SNAI, esta medida permitirá realizar “contrataciones de bienes, obras y servicios para atender las necesidades urgentes de los Centros y Unidades a nivel nacional”. (PCV)

‘Controlaremos las cárceles, sin descuidar la frontera’
° Armas, explosivos, drogas o cualquier objeto que representante peligro en el interior de la cárcel o sus inmediaciones. Todo esto buscan los militares en Esmeraldas en cada requisa a carros y personas. Su presencia no es fija en los exteriores penitenciarios. Por estrategia, revela el general Gustavo Acosta, jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta Esmeraldas, se revisan los carros que circulan por las inmediaciones y se refuerzan los controles en horarios de visita. Quienes seguirán con sus ocho hombres por turnos, son los policías. “Los operativos de control al interior de las cárceles se reforzarán. Todos seguirán siendo sorpresivos”, advirtió el comandante subrogante de la zubzona 8 de Esmeraldas, Roberto Sosa Santamaría. Y aclaró que el rol específico es el control externo (en garita), pero también reaccionan a los amotinamientos. (MGQ)

En Guayas
° El personal de Fuerzas Armadas comenzó a operar en los exteriores de las cárceles Regional 8 de Guayaquil y Penitenciaria del Litoral, con tareas de revisión de vehículos y control de armas y municiones. “Una vez que recibimos del Decreto hemos organizado las operaciones de apoyo a instituciones del Estado, cumpliendo nuestra normativa de control de armas y municiones”, dijo Marco Zambrano, Jefe de Estado Mayor de la Segunda División Libertad. Los uniformados comenzaron a operar desde las 14:00 de ayer. Las unidades trabajan en las zonas aledañas a los centros carcelarios antes mencionados, pero sin intervenir en las competencias de la Policía y el personal de guías penitenciarios. Zambrano aclaró que ellos no revisan las filas de personas que ingresan a visitar familiares, porque no es competencia del personal militar. (DAB)

Controles en cárcel de Cotopaxi
° Después de la declaratoria de emergencia en las cárceles del país, el personal militar en la Cárcel de Cotopaxi se incrementó en los alrededores de este centro.

Patricio Aldaz, familiar de un recluido, dijo que para la declaratoria de emergencia de las cárceles del país debían realizar un estudio previo para conocer cuáles son las necesidades que tienen, sobre todo en el ámbito de la rehabilitación social. “Nuestros presos no son rehabilitados, sino que están muriendo personas por falta de seguridad” aseveró. Dijo que existen varios problemas por resolver, uno de ellos es que los productos que se venden son muy costosos y cuando van a dejar los útiles de aseo lo deben hacer en fundas transparentes para que vean los objetos que le llegan a los privados de libertad.

El coronel Javier Morales, comandante provincial de la Policía, explicó que la seguridad externa es la responsabilidad de la institución. Sin embargo, están a la espera de disposiciones de cómo actuar. En la actualidad, 247 policías vigilan la seguridad del centro carcelario.

Desde las 06:00 de ayer, 20 soldados de la Brigada de Fuerzas Especiales Patria realizan un registro de todas las personas que ingresan al centro penitenciario, estos controles lo realizan a los funcionarios y visitas. Hasta el momento no se han encontrado novedades. A la par de este control se ubicaron tres equipos de revisión en diferentes lugares aledaños a la cárcel. (MT)

Redoblan patrullaje en Santo Domingo
° La jornada de ayer se conoció que se dispuso más patrullajes en los exteriores del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Bellavista, de Santo Domingo de los Tsáchilas. Así lo dio a conocer Luis Pinto, comandante del Batallón Montúfar 67. El Coronel también explicó que viajó a Quito para conocer más a fondo qué implica la declaratoria de emergencia y que este lunes se reunirá con autoridades locales para coordinar las acciones. Mientras, los militares realizan operativos en varios horarios en el exterior del centro carcelario, requisando que nadie pretenda ingresar objetos prohibidos. Además, cerca del perímetro se requisa a los conductores y vehículos.

La cárcel de Santo Domingo tiene capacidad para 950 privados de libertad pero hay una población de 1.624, así lo informó el director de este centro, Roberth Abarca, teniendo casi un 80% de hacinamiento. Además se supo que hay 92 guías penitenciarios, cuando la norma indica que debe haber uno por cada 10 reos.

Fuente:EW/Larepublica

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí