Inicio Complemento Principal 1 MIES: Se busca reducir el porcentaje de pobreza extrema

MIES: Se busca reducir el porcentaje de pobreza extrema

ElTiempo

La depuración y la ampliación del registro social, donde se pone a todas las personas pobres o en situación de vulnerabilidad, comenzó desde el segundo semestre de 2018 y, hasta diciembre de 2019, debe estar terminado. Con la reciente aprobación, la semana pasada, de un crédito de 350 millones de dólares por parte del Banco Mundial (BM), el Gobierno, a través del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), busca fortalecer metas a corto y mediano plazo.

La principal es, hasta 2021, reducir el porcentaje de pobreza extrema de 8,7% a 3,7%, según explicó Marco Cazco, viceministro de Inclusión Económica.

Esto representaría que alrededor de 800.000 ecuatorianos dejarán esa condición, que incluye a las personas que viven con 40 dólares mensuales o menos. Además, por el lado de la pobreza, que incluye a personas que reciben ingresos de 80 dólares mensuales o menos, el objetivo sería reducir el porcentaje de 23,1% a 14% en los próximos tres años. Es decir, un poco más de 1’450.000 pobres menos.

En total, al final del actual Gobierno se proyecta que, al menos, 2’250.000 ecuatorianos dejen la pobreza.

El plan
Todo esto, según Cazco, se logrará con un plan integral impulsado por el préstamo del BM y su asesoría técnica. Así, se busca incluir a 200.000 familias en el registro social, con lo que los beneficiarios de bonos y programas de asistencia llegará al 1’100.000 familias.

Además, como uno de los requisitos para recibir los desembolsos del multilateral, el Ejecutivo debe aumentar, cada trimestre, en promedio 3.000 niños beneficiarios de los programas sociales. Por otro lado, también se debe ampliar la cobertura de los bonos variables, que toman en cuenta las condiciones particulares de cada hogar y sus necesidades.

Hasta el final de este Gobierno, el gasto en asistencia social deberá pasar de 700 millones a 1.100 millones.

Créditos y más asistencia directa
El 93% de los 350 millones del crédito del Banco Mundial estarán destinados a la profundización y sostenibilidad de la ayuda social a mediano y largo plazo.

EL DATO
El gasto social del Gobierno, incluido salud y educación, llegará este año a 9.565 millones de dólares.Las mejoras del registro social, donde todavía hay un 30% de beneficiarios que no deberían recibir ayudas, tendrá 61,2 millones de dólares. La ampliación de los sistemas de cuidado, sobre todo de niños y adultos mayores, recibirá 137, 68 millones. Finalmente, el programa de créditos llamado de ‘Desarrollo humano’, que se viabilizará mediante BanEcuador, tendrá 129,32 millones.

“Estos créditos están destinados para que las personas que salen del registro social puedan sostener la mejora en su situación y no vuelvan a necesitar ayudas sociales”, aclaró Cazco.

Actualmente ya se ha actualizado a 600.000 familias de todo el país dentro del registro social, pero solo 106.000 adultos mayores reciben bonos directos y se han levantado solo 400.000 fichas de vulnerabilidad de niños en esa situación. La mayor deuda es que todavía 1 de cada 2 menores de 5 años de la Sierra Centro y la Amazonía padecen desnutrición crónica.

Fuente:EW/Lahora

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí