Inicio Economía Wall Street cerró los tres principales indicadores en rojo

Wall Street cerró los tres principales indicadores en rojo

Twitter

Wall Street perdió este lunes la paciencia y, cansado de esperar detalles sobre un posible acuerdo comercial entre EE.UU. y China, cerró con sus tres principales indicadores en rojo en una sesión en la que los inversores también temían una sobrevaloración de las acciones.

El Dow Jones de Industriales registró mínimos no vistos en 2 semanas y cayó un 0,79 por ciento, mientras que el S&P 500 retrocedió un 0,39 por ciento y el Nasdaq, donde se concentran las compañías tecnológicas, un 0,23 por ciento.

El parqué neoyorquino empezó la jornada con buen ritmo al conocerse información publicada por The Wall Street Journal que apuntaba a la posibilidad de que Washington y Pekín alcancen un acuerdo comercial este mes, que podría además eliminar la mayoría de los aranceles impuestos por EE.UU a cambio de que China permita la importación de más productos estadounidenses.

Tras el impulso inicial, Wall Street adoptó poco después una actitud más cauta, consciente de los obstáculos que ambas Administraciones aun tienen que superar antes de llegar a un pacto, y afectado además por cifras macroeconómicas de EE.UU. decepcionantes.

En concreto, la que publicó el Departamento de Comercio de EE.UU sobre los gastos en construcción, que el pasado mes de diciembre cayó un 0,6 por ciento, un mal resultado frente a un incremento del 0,3 por ciento que esperaban los expertos de MarketWatch.

“Estamos empezando a ver algo de escepticismo con respecto a China”, subrayó el fundador de la compañía The Opportunistic Trader, Larry Benedict. “Se pensaba que era un tema ya finiquitado, pero en realidad no se sabe si va a ser algo fácil o no”, agregó.

Señalan además los expertos que después de varias semanas de avances que Wall Street ha registrado en los dos primeros meses de 2019, el precio de las acciones ha superado su valor real “de forma significativa”, apuntó Benedict.

Tampoco ayudó el discurso pronunciado este fin de semana por el presidente de EE.UU., Donald Trump, que culpó al presidente de la Reserva Federal del país, Jerome Powell, por el elevado precio del dólar, que hace que los productos estadounidenses se vuelvan más caros para el mercado internacional.

“Tenemos a un caballero en el Fed a quien le gusta un dólar fuerte. Yo quiero un dólar fuerte, pero también quiero un dólar que sea bueno para nuestro país, no uno que sea tan fuerte que sea prohibitivo para otras naciones negociar con nosotros”, explicó el mandatario.

También arremetió contra sus habituales enemigos: los demócratas, los medios de comunicación, los defensores del medioambiente y la investigación sobre sus relaciones con Rusia a la que se enfrenta.

Fuente: EW/LaRepublica/EFE

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí