Inicio Noticias Sharp despide a 3.000 trabajadores extranjeros

Sharp despide a 3.000 trabajadores extranjeros

Compartir
International Press

El fabricante nipón de electrónica Sharp ha despedido a 3.000 trabajadores extranjeros que trabajaban para subcontratas en una de sus plantas de Japón, según anunciaron representantes sindicales de los afectados.

El recorte afecta a empleados subcontratados por Sharp para su planta de Kameyama (centro del país), y se enmarca en el amplio proceso de reestructuración emprendido por la empresa desde que fue adquirida por la taiwanesa Hon Hai en 2016.

En una rueda de prensa organizada el lunes en Tokio y recogida hoy por los medios locales, representantes sindicales de los afectados denunciaron que los despedidos tenían contratos temporales y permisos de residencia en Japón vinculados a los mismos, por lo que quedan sin ninguna protección social y tendrán que abandonar el país.

Entre ellos hay muchos trabajadores peruanos y brasileños de origen nipón “que fueron forzados a trabajar en un entorno muy desfavorable”, dijo el abogado Hoko Hirooka, secretario general del sindicato de la prefectura de Mie, según recoge la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Sharp, por su parte, ha señalado que los trabajadores estaban empleados por sus subcontratas y que por tanto no tenían ninguna vinculación legal directa con la empresa.

Los despidos llegan después de que Sharp decidiera incrementar la producción de sensores de imagen destinados a teléfonos inteligentes en su planta de Kameyama en 2017, cuando llegó a contar con unos 4.000 trabajadores temporales, todos extranjeros.

Sin embargo, este año la empresa matriz apostó por concentrar la producción de los citados dispositivos -empleados en los iPhone de Apple, entre otros modelos- en otra fábrica del grupo en China dentro de su proceso de ajuste de costes de producción.

Hon Hai, también conocida como Foxconn, obtuvo en abril de 2016 la propiedad del 66 por ciento de Sharp cuando la empresa nipona atravesaba graves dificultades financieras, lo que supuso la primera gran adquisición de una firma japonesa por parte de otra extranjera.

El Parlamento japonés tiene previsto aprobar en los próximos días una reforma legislativa destinada a atraer a más trabajadores extranjeros poco cualificados, una medida que ha sido criticada por ONG, sindicatos y abogados laboralistas japoneses al considerar que aumentará la precariedad laboral de los inmigrantes.

Fuente:EW/Larepublica/EFE

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí