Inicio Noticias (Opinión) División de la sociedad: “Responsabilizar a El Comercio por negligencia”

(Opinión) División de la sociedad: “Responsabilizar a El Comercio por negligencia”

Compartir
El Diario

Por Patricia Vinueza

 

Hay que estudiar y entender la psicología de los criminales en cuyo propósito el objetivo principal es aterrorizar y además dividir a la sociedad a la que deciden afectar, y en cuya afectación ellos buscan su maquiavélico beneficio.

De allí que el dedo señalador y culpabilizador que algunos por intereses políticos mezquinos pretenden esgrimir en esta hora difícil de la Patria, es un flaco favor que se le hace al Ecuador y con tal actitud más bien se ayuda a los narcoterroristas que nos necesitan divididos, porque unidos somos más fuertes y les podemos detener sus pretensiones criminales.

Solicitar renuncia de plana mayor de El Comercio

Quienes hoy sacan cuentas políticas y maniobran para golpear al Presidente Moreno y determinados funcionarios, son iguales a quienes ahora en este justo momento comentan que deben renunciar los integrantes de la plana mayor del diario (y Grupo empresarial) El Comercio, porque “enviaron a su equipo de periodistas a la boca del lobo, a la buena de Dios y no los protegieron”.

Seguramente caería muy mal pedir renuncia por el asesinato de los tres compatriotas, y culpabilizar por semejante hecho a sus máximos jefes Carlos Mantilla Batlle, Marco Arauz Ortega y a Gonzalo Ruiz Álvarez, Presidente, Director y Subdirector respectivamente del conglomerado El Comercio.

También luciría asimismo como un despropósito pedir la renuncia y responsabilizar del triple asesinato de los trabajadores, a César Sosa, Mónica Mendoza y a Betty Jumbo, editores del citado diario y compañeros de trabajo de las víctimas, acusando a estos jefes editoriales de haber sacrificado a sus colegas.

Hacer eso es justo lo que quisieran los criminales, es justo lo que les beneficia, porque nos divide como sociedad y en ese escenario nos debilitamos y ellos se fortalecen teniendo un terreno propicio para seguir avanzando en sus fechorías.

Por eso culpabilizar al Presidente Moreno u otros funcionarios, así como al empresario Mantilla Batlle y todos los jefes y editores de El Comercio que enviaron al equipo periodístico a la peligrosa frontera norte, no es lo adecuado de esta hora, sino más bien lo debido es aunar esfuerzos en un rechazo firme y contundente a la macabra práctica del secuestro y a todos los criminales envueltos en semejantes actos de barbarie.

Fuente: EW/Patricia Vinueza

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí