Inicio Complemento Principal 1 Hidrocarburos busca nuevas reglas de juego

Hidrocarburos busca nuevas reglas de juego

Compartir
EFE

La renegociación de los contratos de preventa petrolera con China y Tailandia supone uno de los retos más ambiciosos del Gobierno ecuatoriano. Casa adentro, el otro frente de acción es examinar las inconsistencias de 5 obras imponentes con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas.

Uno de los retos más grandes que el Gobierno se planteó desde el inicio de su gestión es mejorar la industria hidrocarburífera, principalmente afectada por los millonarios contratos de venta de crudo a largo plazo, suscritos con China y Tailandia, negociados en condiciones que, a decir de las propias autoridades, desfavorecen a Ecuador.

A ello se suman las irregularidades encontradas en cinco proyectos emblemáticos: Refinería del Pacífico, Refinería de Esmeraldas, Poliducto Pascuales-Cuenca, planta de almacenamiento Monteverde y planta de licuefacción de Bajo Alto. Para resolver lo primero el Gobierno busca conciliar con las empresas involucradas Trading International de Tailandia (Petrotailandia), Petrochina y Unipec, a fin de resolver tres aspectos: cambiar la fórmula de cálculo que fija el precio del crudo ecuatoriano; reducir la diferencia entre el petróleo que se entrega frente al dinero desembolsado por las compañías; y revisar las tarifas de transporte.

Los acercamientos empezaron en octubre. A inicios de diciembre hubo el primer encuentro con Petrotailandia dejando expectativas positivas para el país. Con Unipec y Petrochina el panorama no es alentador porque todavía no ha sido posible establecer fecha y lugar para la reunión. El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, fijó un plazo de 45 días para finalizar las negociaciones. Si las conversaciones no llegan a buen término, no descarta la opción de recomprar esos contratos.

Ecuador tiene comprometidos 512 millones de barriles de crudo por entregar hasta 2024. Para atender los problemas en las obras cuestionadas el Gobierno suscribió hace pocos días un convenio con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. La organización llevará a cabo la licitación internacional que escogerá la empresa que hará la auditoría en 150 días. Las acciones de Carlos Pérez han sido reconocidas desde varios frentes de la sociedad como un intento por equilibrar la situación a favor del país, corrigiendo procedimientos de anteriores administraciones y que ahora son observados por los órganos de control.

En medio de eso, el año ha transcurrido con una interesante fluctuación del precio internacional del petróleo, como resultado de la política de reducción de producción implementada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo. El crudo llegó a rozar los $ 60 mejorando el valor de comercialización del producto nacional. Según Petroecuador, entre enero y octubre, el hidrocarburo ecuatoriano se facturó en un promedio de $ 44,08 por barril, cuando la estimación en el presupuesto fiscal para este año fue $41,69.

eltelegrafo

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí