Inicio Complemento Principal 1 SRI: “Ley Económica podrá publicarse hasta el 31 de diciembre”

SRI: “Ley Económica podrá publicarse hasta el 31 de diciembre”

Compartir
andes

El director del SRI, Leonardo Orlando, advirtió que la Ley debe publicarse en Registro Oficiales hasta el 31 de diciembre, caso contrario los incentivos tributarios regirán a partir de 2019

El gobierno ecuatoriano espera que, antes de fin de año, la Asamblea Nacional se pronuncie respecto al veto parcial del Ejecutivo al proyecto de Ley de Reactivación Económica, caso contrario los incentivos tributarios no podrán regir para el años fiscal 2018 sino a partir del 2019.

El titular del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando, indicó en beneficios tributarios se están otorgando más de 250 millones de dólares tributarios, frente al reducido impacto recaudatorio.

“Con los ajustes realizados, la ley tiene un impacto recaudatorio de apenas 50 millones de dólares y no están contemplados en el presupuesto para 2018 que prevé recaudar 13.600 millones de dólares”, aclaró.

El impuesto que mayor contribución tendrá es el incremento de tres puntos del Impuesto a la Renta (IR) para las empresas grandes que generará unos 260 millones de dólares fijos que servirá para compensar los beneficios fiscales que se otorgan a través de la Ley.

Dijo que los incentivos apuntan a los sectores que más requieren impulso y acceso a oportunidades como el sector microempresarial. El proyecto inicial establecía dos años de exoneración del IR para las microempresas nuevas y con los cambios planteados ese plazo se amplía a tres años; además para las empresas existentes se otorga una exención de 11.290 dólares.

El sector exportador tendrá la posibilidad de recuperar el pago del Impuesto a la Salida de Divisas pagado por la importación de materia prima e insumos de producción.

En cuanto al anticipo del IR, se devolverá hasta en su totalidad en el plazo de dos años. El presidente Lenín Moreno anunció que el primer año (2018) se devolverá el 50% y el resto desde el año 2019.

“Este es el mayor impacto son más de 160 millones de dólares anuales. En la fórmula se está considerando a todas las empresas”, anotó en entrevista en una radio local.

En el IR de personas naturales no hay ningún incremento pero sí se incluye en la deducción de gastos para quienes tienen a su cargo el mantenimiento de sus padres o hijos mayores que dependan aún del contribuyente. Y en el caso de que uno de los miembros de la familia tenga una enfermedad catastrófica, se amplía la franja exenta del IR a dos veces, es decir más de 22.500 dólares.

“En el tema tributario son muy pocas cosas. Se decidió retirar el cambio respecto de la deducción por cargas familiares, también se definió eliminar el gravamen al excedente del décimo tercero”, explicó.

Si la Asamblea Nacional no define el veto ejecutivo hasta la próxima semana, y la ley no es publicada hasta el 31 de diciembre, “habría una afectación grave, no a los ingresos sino en los beneficios tributarios a los microempresarios y al sector exportador que eso, lamentablemente, se pierde”, ratificó.

De conformidad con la normativa constitucional y legal, la Asamblea Nacional tiene 30 días de plazo para resolver el veto, sea ratificándose en el texto aprobado o allanándose a las observaciones del Ejecutivo. En este caso la objeción ingresó el 13 de diciembre de 2017, razón por la que el plazo para su tratamiento concluirá el 12 de enero de 2018.

En los últimos años, durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, la recaudación tributaria se ha optimizado tanto por control de evasión y defraudación como por la mejora en los mecanismos cobro. Entre el 2000 y el 2006, el país recaudó 23 mil millones de dólares, mientras que entre 2007 y 2016 la cifra llegó a los 83 mil millones de dólares.

Antes, tres de cada 10 empresas pagaban impuestos, ahora lo hacen nueve de cada 10. “El sistema de recaudación hoy es más justo y progresivo”, ha señalado Orlando en declaraciones pasadas.

Según datos del SRI, en 2016 más del 50% de la recaudación provino de impuestos directos y progresivos, como el Impuesto a la Renta, a la propiedad de los vehículos. En 2006 la participación de los directos era el 36%.

Este año se prevé cerrar con un crecimiento acumulado de recaudación del 10%, el mejor resultado de los últimos años, luego de un 2015 y 2016 adversos. “A partir de diciembre del año pasado llevamos dos meses consecutivos de crecimiento en la recaudación”, sostuvo al explicar que entre enero y octubre, Ecuador reportó un crecimiento del 6,1% en las ventas de los contribuyentes. gc/

Fuente: EW/andes

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí