Inicio Complemento Principal 2 Carvajal “Consulta popular contará con más de nueve preguntas”

Carvajal “Consulta popular contará con más de nueve preguntas”

Compartir

Esta noche, durante el programa “El Gobierno Informa”, el presidente de la República, Lenín Moreno, anunció el contenido de la consulta popular. El secretario de Gestión de la Política, Miguel Carvajal, detalló que la iniciativa no contará con más de nueve preguntas y llamó a la ciudadanía a estar conscientes de que no todas las propuestas pueden ser tomadas en cuenta, a pesar de su importancia, pero que espera que sean tratadas vía legislativa o por iniciativa ciudadana.

“El Presidente de la República tiene la facultad constitucional de presentar preguntas a ser sometidas en una consulta popular a la decisión del pueblo ecuatoriano como soberano. Sin embargo, siempre se ha considerado, en estos procesos, que la mayor participación social va a permitir que se recoja, a parte de las preguntas del Presidente, algunas de que las que son reiterativamente formuladas por las organizaciones y personas que han hecho más de 700 planteamientos”, inició diciendo el exasambleísta.

El número es muy alto, admitió y aseveró que ha superado las expectativas que el Gobierno tenía. Son más de 2 mil preguntas, muchas de ellas, en cuanto a temas, son reiterativas y algunas coinciden con las que estuvo preparando el Jefe de Estado, explicó  el Secretario de Estado durante una entrevista para el programa “El Poder de la Palabra# de Ecuadorinmediato.com/Radio.

“Unas son relacionadas a cómo mejorar la institucionalidad política y democrática, los mecanismos de control, otras se relacionan a cómo mejorar la prevención y el combate contra la corrupción. Unas con respecto al modelo de desarrollo –cómo darle más fuerza a las políticas de protección de conservación ambiental en el país-, otras tienen que ver con los temas de economía como modificar algunas normas para mejorar la situación, por ejemplo, relativas a la Ley de Plusvalía o el IESS”, señaló.

Agregando que muchas de las cuestionantes no podrán ser incluidas en la consulta ya que éstas no pueden sobrepasar las nueve. Algunas de ellas pueden ser tramitadas vía modificación de leyes, lo que va a permitir que muchas de ellas puedan ser analizadas como iniciativas de la Función Ejecutiva o Legislativa, detalló.

“Muchas preguntas no podrán ser incorporadas a la consulta porque ésta no puede rebasar un número de cinco, siete, a lo mucho ocho o nueve preguntas. No nos olvidemos que van las preguntas, van anexos y así tienen que ser presentadas a la Corte Constitucional (CC) para su calificación. Muchas de las otras propuestas podrán ser, desde la misma Función Ejecutiva, presentadas a la Asamblea Nacional como reformas legales y como parte de la iniciativa ciudadana”, enfatizó.

Las cuestionantes que se presentarán hoy serán producto de análisis de un equipo de profesionales del derecho y constitucionalistas que ha estado trabajando, de manera simultánea, con su sistematización, por lo que resaltó la labor responsable del Gobierno al haber ajustado al derecho esta iniciativa. “Siempre en estos temas hay diversas opiniones y criterios y nosotros estaremos enviando a la Corte Constitucional estas preguntas en el menor tiempo posible”.

Negó que la consulta popular sea para enfrentarse con el expresidente Rafael Correa. “No tendría el menor sentido hacerlo. Nosotros somos parte de un mismo proceso, de un proceso de transformaciones democráticas de estos 10 años de los que hemos sido parte millones de personas a través de su voto, del ejercicio de la movilización, de la propuesta, de la defensa, de la construcción de cambios en lo social, en lo productivo, en la soberanía. Este proceso de transformaciones le pertenece al pueblo ecuatoriano. No es propiedad privada de nadie, ni siquiera es de nuestra organización”.

“De lo que se trata es de encontrar los mecanismos para avanzar a consolidar muchos de los logros alcanzados durante los últimos 10 años y eso supone no solamente la defensa de lo hecho, sino la identificación de los problemas y tener la capacidad de corregirlos porque no podemos decir que no hay problemas si los hay y de diverso tipo y cuando yo digo que hay que tener la capacidad de corregirlos puede que eso impliquen diferencias y contradicciones entre los propios actores de la Revolución Ciudadana, pero así es la vida política y esperaría que podamos hacerlo con la mayor rigurosidad y madurez porque se trata de defender los avances democráticos de todo un país”, reflexionó.

Reiterando que este no es un tema de una u otra persona, sino de cómo se amplían los cauces democráticos y de cómo se sigue construyendo un país para todos con menor desigualdad social, niveles de pobreza, con mayores niveles de participación democrática en donde se tenga la capacidad de reconocerse en la diversidad, trabajar y respetarse en medio de esas diferencias. “El país siempre debe estar primero”, acotó.

El Secretario de Gestión de la Política aseveró que varios asambleístas han dicho que propuestas como la de la relección indefinida sería traspasar unas “líneas rojas”, pero recalcó que en ningún momento se las ha planteado. “Que no sea la lucha contra la corrupción, que no sean líneas rojas en cuanto a pasar políticas económicas que, de alguna manera, trastoquen los idearios democráticos de PAIS. Líneas rojas serían desarrollar políticas autoritarias que supriman o limiten derechos”.

“Cuando se ha tratado, por ejemplo, en la Constitución de Montecristi, de profundizar la democracia y se propuso esta posibilidad de relección por una sola vez, esa era nuestra bandera, esa siempre ha sido nuestra bandera. Eso llevó a muchas diferencias internas, inclusive en el 2015 sobre el tema de la postulación indefinida para la relección indefinida y esos temas nunca se discutieron en PAIS, nunca se debatieron con la amplitud correspondiente. Entonces, poner ahora líneas rojas me parece que es un recurso exagerado  para poder debatir con claridad las diferencias que se pueden tener”, manifestó.

En efecto, el Presidente del movimiento PAIS, Lenín Moreno, en la reunión con el bloque, les plateó a algunos compañeros que si están en desacuerdo con una o con otra pregunta, él no tiene ningún problema con que lo expresen. “Nadie va a ser sancionado, nadie va a ser tildado de traidor por expresar sus experiencias”, afirmó.

Después de haber anunciad las preguntas, comentó, se tendrá que apelar a la sensatez democrática. “Nosotros hemos dicho que se van a analizar las propuestas, que se las va a recoger como sugerencias, como propuestas. A lo mejor, muchas de ellas puedan ser incorporadas en las preguntas que se formulen, otras no. Por lo tanto, es apelar a la comprensión como siempre hay que hacerlo en estos procesos participativos”.

“Cuando hemos enfrentado algunos procesos participativos en la Asamblea tan difíciles como la Ley de Agua y la Ley de Tierras, siempre he reiterado que hay un cauce por el que caminamos, que tiene que ser democrático, para beneficio de todos y, probablemente, allí hay diferencias y desacuerdos y hay que aprender a vivir en democracia y eso significa que hay algunas propuestas que se pueden incorporar, otras que no, pero que todas ellas tienen valor, tienen importancia y ojalá puedan ser parte de un tratamiento político posterior y ojalá un tratamiento legislativo también”, enfatizó.

F: ecuadorinmediato

Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí