Inicio Destacados Ecuador conmemora siete años del 30-S

Ecuador conmemora siete años del 30-S

Siete años después de la revuelta policial que estuvo a punto de provocar una ruptura de la institucionalidad del país, actores políticos -más allá de las responsabilidades de orden legal que dejó esa insurrección-, rescatan hoy el valor democrático de ese episodio y la defensa de las conquistas ciudadanas a través de la Constitución aprobada en 2008.

El 30 de septiembre de 2010 un sector de la Policía se paralizó a nivel nacional en rechazo a la recién aprobada Ley de Servicio Público porque según ellos se les restaba ciertas bonificaciones, pero desconocían que les incrementaba sustancialmente sus sueldos y se les equiparaban otros beneficios con los trabajadores estatales.

Las ciudades amanecieron sin protección policial, lo que derivó en saqueos y otros actos de violencia sin control en localidades como Guayaquil, la urbe más poblada del país. Mientras, la pista del aeropuerto quiteño permanecía tomada por soldados de la Fuerza Aérea. El entonces mandatario Rafael Correa en un intento por informar sobre los alcances de la cuestionada Ley acudió personalmente al principal cuartel policial en Quito, donde se habían insubordinado los uniformados.

No obstante, no se pudo cumplir ese propósito y el mandatario quedó atrapado en ese recinto en medio del tumulto de iracundos gendarmes. La seguridad presidencial trasladó a Correa hasta el hospital de esa institución, debido a que sufrió principios de asfixia por el lanzamiento de bombas lacrimógenas que estuvieron a punto de impactarle en la cabeza y complicaciones en la rodilla derivadas de una reciente cirugía.

Posteriormente, el mandatario no pudo salir de una sala de esa casa de salud por cuanto había sido cercada por los policías manifestantes. Horas después de permanecer sin poder salir de ese lugar, la dirigencia de Alianza PAIS y ciudadanos se convocaron para acudir al rescate del presidente.

Era un hecho sin precedentes, pues en años recientes la gente se había volcado a las calles de las principales ciudades del país más bien para sacar a tres presidentes de la República (Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez) por incumplir sus promesas de gobierno.

Las Fuerzas Armadas también prepararon un operativo que culminó con la recuperación del jefe de Estado, en medio de un enfrentamiento, observado en vivo por el país a través de la televisión, donde cayeron uniformados abatidos por las balas que apuntaron contra la caravana presidencial.

Fuente: andes

 


Dejar un comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su Nombre aquí